25 de August del 2015

¿En qué casos te puedes negar a pagar una derrama?

Desde nuestra experiencia como especialistas en la administración de fincas en Granada podemos afirmar que cada vez más personas demandan nuestros servicios porque ofrecemos un asesoramiento integral en temas fiscales, contables y jurídicos. Si en anteriores ocasiones te hemos explicado qué son las derramas, esta vez nos gustaría hablarte sobre cuándo es posible negarse a pagar una.

Como ya sabes una derrama se trata de un gasto extra necesario al que debe hacer frente una comunidad de propietarios porque afecta a la conservación y mantenimiento del inmueble. De todas formas, aunque sea necesario son muchos los vecinos que a veces no están de acuerdo con el coste de la derrama o con la actuación en sí. No obstante si se trata de un proyecto que tiene efecto sobre la seguridad y habitabilidad del edificio será sometido a votación en una Junta Extraordinaria. En caso de no estar de acuerdo es importante que acudas a ella para dar tu voto negativo.

Como profesionales en los servicios de administración de fincas en Granada te recordamos que cualquier reforma encaminada a eliminación de barreras arquitectónicas para facilitar el paso a personas con movilidad reducida o a mayores de 70 años, ni siquiera es necesaria la aprobación de la Junta. De hecho es de obligado pago en caso de que no supere los 12 meses de cuotas ordinarias. Por otro lado un propietario puede negarse a pagar una derrama si la finalidad del proyecto es mejorar la estética del edificio y solamente supera en tres veces la cuota mensual ordinaria, algo bastante poco habitual ya que las reformas ornamentales tienen como fin evitar un deterioro que pueda afectar a la estructura del inmueble (humedades, condensación). 

En Asesoría CQZ encontrarás a los mejores especialistas en los servicios de asesoría fiscal y contable, así como la administración de fincas. Nos avala una dilatada trayectoria profesional y te garantizamos la máxima seriedad en nuestro trabajo.