2 de June del 2015

Cómo impugnar una junta de vecinos

Las juntas de vecinos pueden resultar en ocasiones demasiado complicadas. No siempre todos los vecinos están de acuerdo, es necesario presentar los puntos del día de forma clara, etc. Por eso, nuestro administrador de fincas en Granada puede ofrecerte una gran ayuda, especialmente cuando hay desacuerdos. Precisamente de eso queremos hablar en esta nueva entrada de nuestro blog, de las impugnaciones en las juntas de vecinos, para que tengas claro cuándo y cómo es posible utilizar este recurso.

La impugnación de los acuerdos de una junta de propietarios está regulada por la Ley de Propiedad Horizontal en su artículo 18. Es posible hacerlos cuando se produzca alguno de los siguientes supuestos:

-Cuando los acuerdos sean contrarios a la Ley de Propiedad Horizontal o a los estatutos de la propia comunidad.

-Cuando los acuerdos resulten gravemente lesivos para los intereses de la comunidad o en beneficio de uno o varios propietarios.

-Cuando los acuerdos supongan un grave perjuicio para algún propietario que no tenga obligación jurídica de soportarlos. O en el caso de que se hayan adoptado con abuso de derecho.

No obstante, no todas las personas pueden recurrir a la impugnación de una junta de vecinos. Para ello es necesario también que los propietarios hayan salvado su voto en la junta, hayan estado ausentes o que hayan sido privados indebidamente de su derecho a voto. Por supuesto, tienes que estar al corriente en el pago de tus cuotas para poder impugnar. El plazo máximo para hacerlo es de tres meses tras la adopción del acuerdo.

Si crees que puedes necesitar la ayuda de un administrador de fincas en Granada, no dudes en consultar a nuestro equipo.

En Asesoría CQZ estamos a tu servicio para darte la mejor atención y ahorrarte problemas en la gestión diaria de la comunidad.